sábado, 1 de diciembre de 2012

Roscón de Reyes

Hace unas semanas comencé a pensar en la navidad y en los dulces navideños... sobre todo en mi preferido, el roscón de Reyes!!! Así que me dije... este año lo hago yo!! Así que ya era hora de ir haciendo prácticas jajaja! Y como ya estamos en diciembre está permitido publicar recetas de navidad :D


Estuve haciendo un estudio de recetas y al final me quedé con la de Mercado Calabajío, qué rico por favor!! Quiero hacer más jajaja!! Os la copieteo abajo, tened presente todos los tiempos de espera de levado y demás, es un proceso lento pero muy fácil y merece la pena!!



Primera fermentación:
- 40gr de levadura fresca (o 13gr de levadura liofilizada)
- 140ml de leche entera tibia
- 160gr de harina de fuerza

Diluimos la levadura fresca en la leche, o disolvemos la liofilazada, y sobre esto echar la harina. El mezclado de esto debe ser enérgico y continuado.
Se tapa con un film plástico y se deja en un sitio cálido durante 6 horas. Duplicará su volumen.

Segunda fermentación y primer amasado:
- 400gr de harina de fuerza
- 150gr de azúcar
- 12gr de sal
- ralladura de limón y naranja
- 2 huevos medianos
- 100gr de mantequilla en pomada
- 2 cucharadas de agua de azahar
- 1 chupito de ron

Se muele el azúcar en el molinillo de café (yo no lo hice y no noté nada...). Se le añaden las ralladuras. Se mueve todo hasta integrarse formando una tierra de un olor muy agradable. Se vierten sobre eso los dos huevos y se da un pase de varillas para homogeneizar. Echar ahora la mantequilla en pomada, el agua de azahar, el ron y la masa madre elaborada horas antes. De nuevo se le da otro pase de varillas con el mismo propósito.
Una vez bien mezclado todo, se le echa la harina y la sal. En cuanto a cantidad de harina habría que echar la mínima que nos permitiese coger la masa y amasarla sin que se nos pegue por todos lados. Hay que evitar a toda costa atiborrar la masa de harina porque tendremos una masa súper manejable, agradable de amasar pero muy desagradable al paladar una vez cocida. La harina se echa se ha de echar poco a poco, mejor con la ayuda de alguien, mientras que uno suda apuñalando y removiendo la masa en el recipiente. Luego se vierte la misma en la mesa limpia y amásese sin abusar, dicen que no conviene un excesivo amasado. Si podéis estirar la masa como un chicle y se nota la elasticidad al tacto, probablemente nos va a quedar bien.
Se coloca la masa a modo de bola en un recipiente, y se vuelve a aislar del exterior con papel film y encima, con una manta y se pone en un sitio cálido. Lo dejamos toda la noche. La masa volverá duplicar su volumen.

Tercera fermentación y segundo amasado:
Se saca la masa del plástico y se amasa. Se trata de sacar todo el aire posible de la masa a basa de un nuevo buen amasado breve pero efectivo. Se puede engrasar la mesa con algo de mantequilla pero nunca se echará más harina.
Con la bola hacemos una rosca bien abierta. Muy fácil, sólo hay que ir abriéndola por el centro. Se coloca en una bandeja de horno con papel de hornear. Se mete en una bolsa grande con algún objeto alto en el centro para que no contacte con el plástico impidiendo así el paso de aire y se dispone cerca de un radiador durante 7 - 8 horas.
Llegará un momento en que ya no suba más y empezaremos a decorarlo.
Pondremos el horno a calentar a 220ºC.

Cuarta fermentación, decorado y horneado:
- azúcar y agua
- 1 huevo grande batido
- frutas escarchadas
- almendras fileteadas

Una vez crecida la masa se procede a pintarla con huevo batido. El pintado debe ser reiterado y abundante sin olvidarse ningún rincón externo e interno. Una vez pintado se disponen las lonchas de frutas escarchadas. Recomiendan cortarlas a modo de teja pues de lo contrario no contactarán con la superficie combada del roscón.
Una vez dispuestas las frutas rellenaremos los huecos de masa con una pasta densa de azúcar y agua. Sobre esta pasta se echarán almendras fileteadas o en gránulos abundantes, nunca en polvo.
Se meteré en el horno y a los cinco minutos se bajará a 200ºC. Sólo en caso de que se dore demasiado pronto se bajará a 190ºC. Si aún así vemos que se dora rápido, poner un papel de aluminio encima del roscón. Después de 25 - 32 minutos se abre el horno, se toca y si está lo suficientemente consistente ¡punto final!
Ñaaaaaammmm!!!! Qué ricoooo!!!! Me duró dos o tres días y no se puso duro ni nada!! Lo rellené de nata aunque está bueno de todas formas!! Espero que os animéis y lo probéis porque no tiene nada que envidiarle a los que compramos cada año!!




5 comentarios:

  1. A ver si este año lo vuelvo a hacer, que el roscón me encanta y además te deja toda la casa con el olor, mmmmm!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué rico!y qué ganas de comerme el roscón! :)

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Hola! soy Ana de cazarecetas.com, en nuestra web puedes promocionar tu blog ganar premios y dinero en metalico. Te invito a que pases y le eches un vistazo. Tu blog estará entre los mejores. También sorteamos una KitchenAid. Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. ¡Enhorabuena! Haz sido premiada con el Premio Liebster Award, pasate por nuestro blog a recogerlo.

    Un saludo.
    Unidas por la cocina.

    http://unidasporlacocina.blogspot.com.es/2013/01/premio-liebster-award.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión!! Muchísimas gracias!!!

      Eliminar